Back to Blog

El Bosque Tropical Seco en Rincón de la Vieja, un Hábitat Unico

Pasear por el bosque en Costa Rica no siempre es en el bosque lluvioso. Descubra por qué el bosque tropical seco de Guanacaste es tan único.

Article by Shannon Farley

Todos los bosques en lugares como Costa Rica son bosques lluviosos, ¿cierto?

Falso.

La mayoría de los turistas se sorprende cuando visita la provincia de Guanacaste, en el noroeste de Costa Rica, al encontrarse con el bosque tropical seco, que no se parece en nada a la selva tropical.

Considerado uno de los ecosistemas más raros de América, el bosque tropical seco se extiende desde México hasta Argentina y a través de las islas del Caribe.

Este delicado sistema de vida -también conocido como selva trópica, tropófila, caducifolia o hiemisila- sobrevive en zonas áridas con mucha menos agua que el bosque lluvioso. Con una estación seca que se extiende hasta los ocho meses, las plantas y los animales se han adaptado para vivir en estas condiciones. Predominan los árboles caducifolios, los cuales pierden sus hojas durante la estación seca para conservar agua; mientras que los animales requieren de grandes territorios para el suministro de alimentos.

Sin embargo, a pesar de las restricciones de agua y de recursos, el bosque tropical seco tiene la mayor biodiversidad después del bosque lluvioso y está lleno de una espléndida variedad de plantas, árboles y vida silvestre.

La provincia de Guanacaste en Costa Rica tiene uno de los bosques secos más grandes de América Central, especialmente en el área del Parque Nacional Rincón de la Vieja. Sus paisajes únicos, su clima y la vida silvestre que alberga hacen que un viaje a esta región sea todo menos aburrido.

Entre los árboles que se pueden encontrar se incluye el árbol nacional de Costa Rica conocido como el “Árbol de Guanacaste” (Enterolobium cyclocarpum), junto con árboles de temporada seca como el Cortés Amarillo (Tabebuia ochracea), conocido por sus flores amarillas; y el Malinche (Delonix regia), con flores de color anaranjado rojizo. Otros árboles oriundos del bosque seco son el Pochote (Bombacopsis quinata), el Guapinol (Hymenaea courbaril), el “Indio Desnudo” (Bursera simaruba) y el Caoba (Swietenia macrophylla).

La vida silvestre aquí es abundante. Rincón de la Vieja es hogar de aproximadamente 300 especies de aves, incluyendo la urraca copetona (Calocitta formosa), el trogón violáceo (Trogon violaceus), el arasarí acollarado (Pteroglossus torquatus) y el momoto cejizul (Eumomota superciliosa); así como una gran cantidad de loros, periquitos y colibríes.

Entre los mamíferos de este hábitat se incluyen pecaríes de collar, agutíes, armadillos de nueve bandas, pizotes, mapaches, venados cola blanca, pumas y tres especies de monos (carablanca, aullador y araña).

Caminar en el Parque Nacional Rincón de la Vieja en el sendero Las Pailas, lo lleva a recorrer 3.5 km a través del exótico bosque tropical seco. La ruta también muestra el increíble poder del volcán activo con humeantes fumarolas, mini-géiseres, burbujeantes fosas barro volcánico y aguas termales con olor a azufre.

Puede visitar fácilmente el bosque tropical seco y el Parque Nacional Rincón de la Vieja cuando se aloje en el Hotel Hacienda Guachipelin. El galardonado hotel ecológico se encuentra a pocos minutos de la entrada de Las Pailas al parque nacional y ofrece visitas guiadas por el parque.

Artículo de Shannon Farley traducido al español.